PASSIVHAUS

¿Qué es una casa pasiva?

La Casa Pasiva (o Passive House) es un concepto construcción eficiente, confortable, ecológica y asequible. La Casa Pasiva tiene un ahorro energético en torno a un 75% en comparación con los nuevos estándares de construcción legalmente prescritos. La escasa energía necesaria puede proceder de fuentes de energías renovables. De este modo es un concepto de vivienda con un coste energético muy bajo. Esto no se consigue con un tipo de material o producto; consiste en proyectar y construir con un concepto y filosofía de construcción en el que se aplican técnicas pasivas. Y esto variará según la zona climática en la que se vaya a construir, es decir, no se puede proyectar igual una vivienda en la costa mediterránea, que en la sierra de Burgos. El confort térmico debe cumplirse en todas las áreas de vivienda tanto en invierno como en verano, con no más del 10% de las horas en un año determinado, por encima de los 25 ° C. 

Los 5 principios básicos de las casas pasivas:

1. Aislamiento térmico

Todos los componentes de construcción de la envolvente exterior deben estar muy bien aislados. De este modo se consigue una muy baja transmitancia térmica.

Para la mayoría de los climas de clima frío, esto quiere decir, un coeficiente de transferencia de calor (valor U) de 0.15 W / (m²K) como máximo, es decir, se pierde un máximo de 0.15 vatios por grado de diferencia de temperatura y por metro cuadrado de superficie exterior.

2. La hermeticidad del edificio

No debe haber ni un solo agujero en la envolvente por donde dejar escapar el aire al exterior. La fuga incontrolada a través de huecos debe ser menor a 0.6 del volumen total de la casa por hora durante una prueba de presión a 50 Pascal (tanto presurizados como despresurizados).

3. Ausencia de puentes térmicos
Debe planearse y ejecutarse correctamente todas las esquinas, juntas, etc.., para evitar los puentes térmicos, y los que no se puedan evitar, deben minimizarse en la medida de lo posible. Por estos puentes térmicos es por donde se transmite la energía hacia el exterior en forma de calor.
4. Ventanas de altas prestaciones y orientación solar
Los perfiles y herrajes de las ventanas deben ser de alta eficiencia y que garanticen la hermeticidad de estas. Estarán equipadas con triple acristalamientos de baja emisión con gas argón para evitar la transferencia de calor.
La vivienda debe diseñarse y orientarse adecuadamente para que el sol pueda calentarla en invierno y se produzca un buen control solar en verano.

Para la mayoría de los climas de clima frío, esto significa un valor U de 0,80 W / (m²K) o menos, con valores g alrededor del 50% (valor g = transmitancia solar total, proporción de la energía solar disponible para la sala).

5. Recuperación del calor de la ventilación

La clave es la ventilación eficiente para la recuperación del calor, que permite una buena calidad del aire interior sin perder el calor y ahorra energía. En la Casa Pasiva, al menos el 75% del calor del aire de escape se transfiere nuevamente al aire fresco por medio de un intercambiador de calor.

EXPLICACIÓN BÁSICA DEL CONCEPTO:

  • Los nuevos edificios de hoy están construidos de manera tan hermética , que la renovación del aire solo por juntas y grietas no es suficiente. Pero incluso la muy recomendada ventilación de la ventana no produce resultados convincentes. El aire fresco no es solo una cuestión de comodidad, sino una necesidad para una vida saludable. Por lo tanto, la ventilación del hogar es la tecnología clave para todos los edificios residenciales y la renovación residencial del futuro.
  • Por supuesto, los sistemas de ventilación del hogar requieren fondos de inversión adicionales. Sin embargo, si se construyen con alta eficiencia, ahorrarán considerablemente los costos de energía. Los sistemas de ventilación con calidad de casa pasiva permiten un funcionamiento económico.
  • Ahora viene el “truco” decisivo del concepto de Casa Pasiva: con el aire fresco del exterior, el aire entra en todos los espacios; este aire también se hace cargo de la tarea de calentamiento, sin grandes volúmenes de aire, sin circulación de aire, sin ruido y sin corrientes de aire.
  • Este concepto de “calefacción de aire fresco” solo es posible en una casa con muy buen aislamiento térmico. Solo en una casa pasiva.
    Para los expertos: la carga térmica máxima de transmisión debe ser inferior a 10 W / m², de modo que el aire fresco también pueda transportar el calor.
CONTACTA CON NOSOTROS